Crowdfunding: cómo financiar tu proyecto

Por Luz Marinelli

Las plataformas de financiamiento colectivo, más conocidas en inglés como crowdfunding, son un modo de recaudar dinero con el objeto de financiar proyectos, ideas o empresas a través de plataformas web.

Se trata de uno de los tipos de empresas que componen la industria Fintech, dedicada a  brindar servicios financieros mediante el uso de la tecnología. Las PFC tienen como finalidad reunir  de forma digital, a personas y/o empresas interesada en invertir, con el fin de recaudar fondos a para un proyecto determinado, como ser inversiones inmobiliarias, el financiamiento de una startup, etc. 

Los proyectos que quedan excluidos del Sistema de Financiamiento Colectivo son aquellos destinados a la recaudación de fondos con fines benéficos, las donaciones,  la venta directa de bienes y/o servicios a través de la plataforma de financiamiento colectivo, y los préstamos que no se encuadren dentro del supuesto de adquisición de préstamos convertibles en acciones de una S.A o SAS. 

Casos de éxito para conocer

Uno de los ejemplos argentinos fue el de Swahili, un emprendimiento de La Plata que a mediados de 2018 logró recaudar poco más de medio millón de pesos para fabricar mochilas, fundas para celulares y otros accesorios mediante el uso de materiales plásticos no reciclables. 

Otro  caso muy reciente fue el de la mesa de luz inteligente nacida de la necesidad de cargar varios dispositivos durante la noche, sin cables ni enchufes. Se creó así una mesa de luz con carga inalámbrica, puertos USB para hasta tres equipos, un sistema de audio y sistema de iluminación doble. Este proyecto, que fue impulsado por la comunidad emprendedora de Córdoba, recaudó un 11% más de lo presupuestado. Y la genialidad fue que a principios de abril de 2019 el producto fue lanzado en Nueva York, y hoy se puede comprar por Internet.

 El paso a paso del Crowdfunding

Pero, ¿Cómo funciona el financiamiento colectivo? Te mostramos el paso a paso: 

  • El emprendedor desarrolla una idea y la registra en una plataforma de financiamiento colectivo.
  • El inversor se registra en la plataforma y escoge el proyecto en el que decide invertir.
  • Cuando el emprendedor alcanza todos los fondos necesarios, inicia el proyecto.
  • Si el proyecto resulta exitoso, el inversor recibe sus ganancias, las cuales puede volver a invertir en otros proyectos. 

 

¿Qué legislación las regula?

Desde el año 2017 las plataformas de financiamiento colectivo están reguladas por la Ley 27.349 de apoyo al capital emprendedor, y reglamentadas por la Comisión Nacional de Valores (CNV) a través de la Resolución General 717-E/2017 publicada el  3 de Enero de 2018. La resolución fija, entre otras cuestiones, los requisitos legales y estructurales que las empresas deben cumplir para operar como plataformas de financiamiento de crowdfunding.

 Algunos de estos requisitos son:

  • Estar constituidas como sociedad anónima.
  • Poseer un patrimonio neto mínimo de 250.000 pesos.
  • Contar con un organigrama, con manuales o lineamientos de gestión de las funciones de la sociedad anónima, de los procesos operativos, de los de riesgo y de los procesos contables.
  • Diseñar mecanismos internos de control. También procedimientos que garanticen la transparencia de las operaciones que se lleven a cabo a través de la plataforma.
  • Detalle del sistema operativo y del equipamiento que se utilizará para operar la plataforma.
  • El establecimiento de los procedimientos de garantía de la seguridad, el resguardo del acceso de los usuarios, la confidencialidad, la integridad e inalterabilidad de los datos validados por un auditor externo.

Mirar hacia atrás

Las plataformas de financiamiento colectivo son jóvenes en el mundo y en nuestro país las primeras aparecieron recién en 2010. Con la regulación se estableció que las plataformas de financiamiento colectivo debían estar autorizadas e inscritas en la CNV. La primera empresa de nuestro país que logró la inscripción en la CNV fue Probolsa Capital e Inversiones PFC S.A., en noviembre de 2018.

Actualmente la mayoría de las plataformas de crowdfunding se encuentran en proceso de inscripción ante la CNV, razón por la que la mayoría de las plataformas activas, están operando sin autorización. Esto ha derivado en múltiples inconvenientes con el órgano de aplicación, que ha iniciado varias investigaciones y hasta ha aplicado sanciones a quienes realizan ofrecimiento público irregular de valores negociables.

Así las cosas, para evitar estas sanciones, muchas plataformas operan actualmente a través de fiduciarios financieros registrados, hasta tanto cuenten con la autorización de la CNV.

Si necesitás más información te invitamos a contactarte con nuestro estudio
Contactanos



Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
WhatsApp